Comunidades Energéticas -Aprender de otras experiencias

La experiencia de Comunidades Energéticas Locales en Álava

La experiencia de Comunidades Energéticas Locales en Álava se basa en una estructura de Concejos muy similar a la que tenemos en El Bierzo. El vínculo con el territorio es una de las características genuinas de las Comunidades Energéticas.

Usan una comercializadora independiente del oligopolio que sigue el modelo de cooperativa de consumo en la que los cooperativistas/consumidores son legalmente los dueños. Las cooperativas son empresas privadas de un sector de la sociedad que trabaja sus socios, un modelo vigente que ha dejado toda clase de sabores en nuestra comarca que se pueden resumir con ‘agridulces’ para no optar por una valoración u otra.

Lo interesante de compensar las deficiencias o gestionar los excedentes energéticos vinculados al territorio del que viven es que lo cuidarán por su propio bien. La comercializadora difícilmente será origen de macroproyectos que lo destruyan, aunque sabemos de intolerables decisiones en este sentido de entidades públicas, Concejos y/o Ayuntamientos que han hecho justamente lo contrario.

Concejos: Torre del Bierzo

La Comunidad Energética es una experiencia nueva en El Bierzo, solo podemos hablar de ellas en el sentido de proyectos, embriones en los que está todo por hacer, hasta la democracia con la que se tomarán las decisiones. Es la novedad, decidir sobre la energía de forma que beneficie a tod@s.

Queda descartado el beneficio de terceros, no vamos a invertir en nuestro futuro para que se lo lleve alguien ajeno, aunque algunos vendrán a intentarlo. ¿Alguien lo duda?.

Si haremos, con toda seguridad, aquello de ‘hoy por ti mañana por mi’; no vamos a dejar que nadie caiga en la pobreza energética.
¿Y no les daremos energía al Concejo vecino?… aquel al que vamos a pañar setas o visitamos en las rondas vespertinas, allí viven parientes, amigos, compañeros de trabajo. Si tenemos energía lo hablamos, que con vecinos siempre hay por donde encontrar la mutua conveniencia, o el apoyo mutuo si la palabra solidaridad nos suena en exceso a ‘caridad’.

El excedente es como un ahorro a fin de mes, para comprarse algo, hacer un festejo o sumando sumando montar un pequeño negocio para hacer en el pueblo el pan que sólo llega hoy si nos lo trae una furgoneta, o también para tener un coche eléctrico comunitario para las compras en Ponferrada, ir al especialista en el Hospital de El Bierzo, o ampliar las instalaciones de renovables y desconectarnos un poco más del oligopolio.

¿Qué vamos a hacer con las insuficiencias o excedentes?. Esta pregunta no era posible antes, por eso es tan interesante ir trabajando en las respuestas para que cuando llegue el momento poder elegir las que se puedan realizar y más convengan a la Comunidad Energética a la que que podríamos apellidar ‘Concejo Prospero‘.

¿No os parece que la esencia originaria del Concejo y la de la Comunidad Energética pueden ser la misma?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba