c Expand All C Collapse All

Autoconsumo

Category: Autoconsumo

Entendemos por autoconsumo de energía eléctrica la producción de electricidad para el consumo propio.

Aunque hay varios tipos de autoconsumo, el más conocido y extendido en la actualidad es el autoconsumo de energía solar fotovoltaica. Recoge la luz del sol mediante placas solares que se instalan en tejados o determinadas superficies y la transforma en electricidad.

A nivel doméstico, el autoconsumo se produce principalmente mediante instalaciones de energía solar fotovoltaica de pequeña potencia.

Las instalaciones de autoconsumo son legales y cualquier consumidor puede generar su propia energía eléctrica como también realizar un autoconsumo compartido o de instalación cercana. 

Norma que regula el autoconsumo: https://www.boe.es/boe/dias/2019/04/06/pdfs/BOE-A-2019-5089.pdf

https://www.idae.es/publicaciones/info-idae-060-guia-de-tramitacion-del-autoconsumo

no-alt
Category: Autoconsumo

Una instalación solar puede tener dos variantes: aislada o conectada a la red. El objetivo de ambas es similar, abastecer de electricidad producida por energía solar, pero difieren tanto en instalación como en método de uso de dicha electricidad.

Instalaciones fotovoltaicas aisladas o autónomas

Este sistema se utiliza cuando no hay acceso a la red eléctrica o se quiere prescindir totalmente de ella. Para ello será necesario el uso de baterías solares que nos permitan almacenar toda la energía generada para usarla en los momentos que no hay producción de electricidad por falta de sol.

Para este tipo de instalaciones hay que tener muy en cuenta la cantidad de potencia diaria que vamos a consumir. De ello dependerá el número de paneles solares y baterías que habrá que instalar. Al ser un sistema aislado no hay opción de recurrir a la red en caso necesario, por lo que hay que asegurarse que se produzca y se acumule lo suficiente para nuestro consumo. Es importante también el tipo de batería que almacenará la electricidad, siendo siempre recomendables que sean de alto rendimiento para incrementar la eficiencia y la potencia de la instalación. Finalmente, será necesario un regulador solar, y un inversor si necesitamos corriente alterna.

Instalaciones fotovoltaicas conectadas a la red eléctrica

Las instalaciones conectadas a la red suelen usarse para la venta de energía a red o para reducir la dependencia de la red eléctrica en todo lo posible. De la misma manera que ocurre en la instalación aislada, debemos hacer un estudio de la potencia diaria necesaria y decidir qué tipo de instalación realizaremos.

Al igual que en las instalaciones aisladas podremos optar por colocar baterías para los momentos que no hay sol, pero no será imprescindible pues podemos optar por usar la red eléctrica. Igualmente, siempre es recomendable el uso de baterías, para no perder la energía que generan los paneles solares en los momentos que no se está usando dicha electricidad.

Category: Autoconsumo

Veamos algunas ventajas:

⦁ Sostenibilidad y cambio climático – Ayudamos a la sostenibilidad energética de nuestra sociedad, contribuimos a la lucha contra el cambio climático reduciendo las emisiones de CO2. Democratizamos el mundo de la energía, que sigue muy dominado por oligopolios.

⦁ Ahorro económico – Conseguimos un ahorro económico muy importante en la factura de la luz por la disminución de consumo de electricidad de la red (que será sustituida por la energía limpia generada por tu sistema solar) y la compensación económica por la energía excedente vertida a la red. Es una inversión que retorna en ahorros entre 3 y 5 veces la inversión inicial durante la vida útil de la planta.

⦁ Incentivos y ayudas fiscales – Poco a poco, el autoconsumo está recibiendo el apoyo necesario de las administraciones mediante subvenciones. Muchos ayuntamientos ofrecen rebajas en el IBI por particulares y rebajas en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras. Empresas de algunos sectores pueden conseguir subvenciones para inversiones en eficiencia energética. 

⦁ Independencia energética– Cuando nos convertimos en productores, además de consumidores, llegamos a ser más independientes respecto a los cambios del precio de la electricidad, así que ésto nos protege de ciertos oligopolios que hasta ahora hacían y deshacían según sus intereses y de los cambios bruscos de los precios de la energía, que se ven afectados por crisis geopolíticas periódicas.

⦁ Democratización y control – En el momento que una parte significativa de la sociedad participemos de manera importante en la generación eléctrica y seamos capaces de organizar y compartir energía verde y cercana entre nosotros, pasaremos a tener un papel “activo” y relevante en el sistema energético. El autoconsumo da control al  ciudadano y democratiza la energí


https://energia.jcyl.es/web/es/energias-renovables-ordenacion-energetica/usuarios.html
https://energia.jcyl.es/web/es/energias-renovables-ordenacion-energetica/energia-solar-fotovoltaica.html

Comunidades energéticas

Los pasos a seguir para la constitución de comunidades energéticas locales y financiación de proyectos piloto, figuran en la guía:

https://www.idae.es/sites/default/files/documentos/publicaciones_idae/guia_para-desarrollo-instrumentos-fomento_comunidades_energeticas_locales_20032019.pdf

no-alt

Para conseguir los objetivos propuestos, las comunidades energéticas podrán realizar diferentes actividades, principalmente, las siguientes:

• Generar energía renovable, ya sea para unautoconsumo compartido y/o para plantas de generación colectiva de energía.

• Distribuir la energía,haciéndose cargo de la gestión y mantenimiento de la instalación (cableado, transformadores, etc.).

• Suministrar energía, comprando de manera conjunta energía renovable en el mercado mayorista de electricidad.

• Intercambiar energía entre particulares (lo que se conoce como “peer to peer”).

• Agregar energía, a través de ofertar servicios de flexibilidad y balance de red al operador del sistema (REE) y distribuidoras.

• Contar con un almacenamiento compartido de energía.

• Prestar servicios de eficiencia energética, contribuyendo a que vecinos, comercios e industria local no paguen de más en su factura de la luz.

• Prestar servicios de recarga para vehículos eléctricos u otros servicios energéticos.

Es  la fórmula que permite generar, consumir y gestionar el autoconsumo colectivo por parte de un conjunto de socios (entre los que podemos encontrar a la ciudadanía en general, asociaciones, cooperativas, empresas, administraciones públicas, entre otras

Articula tanto la producción como el consumo de energías renovables en un ámbito local. Estas comunidades pueden hacer al mismo tiempo generación, distribución, suministro, mutualizar compras, almacenar excedentes, dar servicios para la mejora de la eficiencia energética, organizar puntos de recarga de vehículos eléctricos, etc.

 El objetivo de las comunidades energéticas es promover un modelo de consumo energético alternativo que tenga en cuenta las renovables, pero también una gestión comunitaria de la energía. Dentro de ese ámbito, una de las posibilidades que tienen las comunidades energéticas es acometer instalaciones de autoconsumo colectivo, de manera que a través sobre todo de placas fotovoltaicas se abastecen de su propia energía y los excedentes se vierten a la red.

Las comunidades energéticas no son un concepto técnico sino una manera de gobernanza. Se inician cuando una serie de personas en el ámbito local se agrupan para desarrollar proyectos energéticos que generen beneficios ambientales o sociales a la comunidad local donde se desarrolla.

Así pues, las comunidades energéticas se organizan con la premisa de buscar beneficios para la comunidad de distintas maneras. Algunas abordan la pobreza energética, de manera que un porcentaje de energía de sus proyectos se destina a familias sin recursos, otras se articulan para realizar talleres, aulas de energía o desarrollar proyectos de vehículos eléctricos para uso compartido. Además, pueden optar a la construcción de una instalación de autoconsumo colectivo. 

En una comunidad de vecinos, en un barrio o en un polígono industrial se puede apostar por el autoconsumo compartido, invirtiendo en una instalación fotovoltaica que abastezca a todos los miembros de la comunidad o incluso a la localidad donde se ubica.

Para convertirse en una Comunidad Energética se tiene que crear una única entidad jurídica (por ejemplo, una cooperativa, sociedad limitada, asociación, etc.) cuya finalidad sea contribuir a crear un sistema energético eficiente, descentralizado, justo y colaborativo, que se base en la participación voluntaria de los propios socios y que persiga la obtención de beneficios tanto energéticos, como sociales y medioambientales para los miembros de la comunidad y/o para la localidad en la que desarrolla su actividad

En cuanto a la búsqueda de beneficios económicos, la directiva europea de energías renovables indica claramente que no se pueden obtener ganancias financiaras con los servicios prestados a los socios de la comunidad.

Es importante recalcar el carácter abierto, voluntario y autónomo de la comunidad energética local en la que son los propios socios los que controlan y se hacen responsables de toda la cadena de producción de energía, desde la producción hasta el consumo.

Para aprobar la instalación de placas o aerogeneradores destinados a cubrir los consumos de zonas comunes y/o de todo el vecindario hay que someterlo a votación en la asamblea de la comunidad, en la que, tras la última modificación de la Ley de Propiedad Horizontal, para que salga adelante basta con que lo apoye la mayoría de los propietarios (y de las cuotas de participación), siempre que su coste repercutido anualmente, una vez descontadas las subvenciones o ayudas públicas y aplicada en su caso la financiación, no supere la cuantía de nueve mensualidades ordinarias de gastos comunes.

 Según las características de la comunidad, podremos encontrarnos con diferentes posibilidades de comunidades energéticas: desde comunidades que se establecen en fincas de propiedad horizontal, hasta comunidades compuestas por socios conectados a una misma red de baja tensión o comunidades ya existentes en otros ámbitos (por ejemplo, comunidades de regantes, cooperativas agrícolas, etc.), pasando por núcleos de cohesión social, clústeres de equipamientos públicos o clústeres de empresas, entre otras.

Las comunidades energéticas también pueden tener alcances diferentes, y con ello, hacer uso de diferentes tecnologías, que pueden ir desde la compra agregada de servicios o equipos, hasta el autoconsumo compartido, pasando por la adaptación energética del edificio (en caso de propiedad horizontal) o la generación centralizada y suministro compartido de energía térmica.

Otra posible distinción entre comunidades energéticas es la que toma como base la conexión física entre los socios, encontrando por una parte las que disponen de la proximidad que permite una instalación donde se conecten físicamente todos los miembros (por ejemplo, una instalación fotovoltaica compartida entre los miembros de la comunidad) y, por otra parte, las que se basan en una relación virtual, estando conectadas a través de la red general (por ejemplo, caso de compras agregadas o relaciones basadas en balances contables eléctricos y/o monetarios que no requieren de una conexión física entre sus socios). En este último caso, cabe destacar que no permiten la optimización de potencia eléctrica de cada socio ni aplicar el concepto de comunidad a otras fuentes de energía renovable como la térmica, así como tampoco a la rehabilitación energética de edificios.

Energía Renovable

Category: Energía Renovable

 La producción está basada en el fenómeno físico denominado «efecto  fotovoltaico», que básicamente consiste en convertir la luz solar en  energía eléctrica por medio de unos dispositivos semiconductores  denominados células fotovoltaicas. Estas células están elaboradas a  base de silicio puro (componente principal de la arena), con adición de impurezas de ciertos  elementos químicos (boro y fósforo), son capaces de generar cada  una corriente de 2 a 4 Amperios, a un voltaje de 0,46 a 0,48 Voltios, utilizando como fuente la radiación luminosa. Las células se montan en  serie sobre paneles o módulos solares para conseguir un voltaje  adecuado. Parte de la radiación incidente se pierde por reflexión  (rebota) y otra parte por transmisión (atraviesa la célula). El resto es  capaz de hacer saltar electrones de una capa a la otra creando una  corriente proporcional a la radiación incidente. La capa antirreflejo  aumenta la eficacia de la célula.

Category: Energía Renovable

 El Sol produce una enorme cantidad de energía: aproximadamente 1,1  x 1020 KiloWatios hora cada segundo (1 KiloWatio hora es la energía  necesaria para iluminar una bombilla de 100 Watios durante 10 horas).  La atmósfera exterior intercepta aproximadamente la mitad de una  billonésima parte de la energía generada por el sol, o aproximadamente  1.5 trillones (1.500.000.000.000.000.000) de KiloWatios hora al año. Sin  embargo, debido a la reflexión, dispersión y absorción producida por los  gases de la atmósfera, sólo un 47% de esta energía, o  aproximadamente 0.7 trillones de KiloWatios  hora alcanzan la superficie de la tierra. 
Esta energía es la que pone en marcha la «maquinaria» de la Tierra.  Calienta la atmósfera, los océanos y los continentes, genera los vientos,  mueve el ciclo del agua, hace crecer las plantas, proporciona alimento a  los animales, e incluso (en un largo período de tiempo) produce los  combustibles fósiles. Nosotros dependemos de la energía de las  plantas, el agua, el viento y los combustibles fósiles para hacer  funcionar nuestras industrias, calentar y refrigerar nuestras viviendas y  para mover nuestros sistemas de transporte. La cantidad de energía que se consume en el mundo anualmente es aproximadamente 85  billones de KiloWatios hora. Esto es lo que se  puede medir, es decir la energía que se compra, vende o comercializa.  No hay forma de saber exactamente qué cantidad de energía no  comercial consume cada persona (por ejemplo cuanta madera se  quema, o que cantidad de agua se utiliza en pequeños saltos de agua  para producir energía eléctrica). Según algunos expertos esta energía no comercial puede constituir como mucho una quinta parte del total de  energía consumida. Aunque fuera este el caso, la energía total  consumida por el mundo significaría sólo 1/7.000 de la energía solar  que incide sobre la superficie de la tierra cada año. 

Category: Energía Renovable

Para democratizar la utilización y generación de la energía, se ha de pasar a un sistema de generación descentralizado, basado en fuentes renovables, donde los usuarios dispongan del poder de la información para decidir libremente. En el despliegue de las energías limpias queremos lograr que todas las personas tengan acceso al suministro eléctrico.

Category: Energía Renovable

Un sistema fotovoltaico es un dispositivo que, a partir de la radiación  solar, produce energía eléctrica en condiciones de ser aprovechada. El sistema consta de los siguientes elementos:

– Generador solar, compuesto por un conjunto de paneles  fotovoltaicos. Loe captan la radiación luminosa procedente del sol y la transforman en corriente continua a baja tensión (12 ó 24 V).

– Acumulador, que almacena la energía producida por el generador y  permite disponer de corriente eléctrica fuera de las horas de luz o días nublados. 

– Regulador de carga, cuya misión es evitar sobrecargas o descargas  excesivas al acumulador, que le produciría daños irreversibles; y  asegurar que el sistema trabaje siempre en el punto de máxima  eficiencia. 

– Inversor que transforma la corriente continua de 12 ó 24  V almacenada en el acumulador, en corriente alterna de 230 V.

Si en vez de un panel solar se instala un aerogenerador el sistema se  denomina eólico. Si se instalan ambos será un sistema mixto. En este  caso cada uno debe llevar su propio regulador. 

Category: Energía Renovable

Las energías renovables son recursos limpios y casi inagotables que proporciona la naturaleza. Por su carácter autóctono contribuyen a disminuir la dependencia de nuestro país de los suministros externos, aminoran el riesgo de un abastecimiento poco diversificado y favorecen el desarrollo de nuevas tecnologías y de la creación de empleo.

El sol, el viento, los océanos, la biomasa y elementos que regenera el planeta proporcionan fuentes alternativas sustentables de energía.
Energía solar.
Energía eólica.
Energía hidráulica.
Energía geotérmica.
Biocombustibles.
Productos agrícolas.
Agua.

Explicación para todas las edades

Funcionamiento de las energías renovables

Los paneles solares operan mejor si son colocados en un lugar donde reci­ban luz solar plena. Pueden colocarse en el techo de una casa u oficina, sobre una estructura de soporte, montados en la fachada o sobre el terreno. Es prefe­rible evitar los lugares que reciben sombra al menos durante las horas centrales del día. 

La inclinación ideal de los paneles varía en función de la latitud en la cual nos encontremos. Normalmente se utilizan 45° en térmica y 30° en fotovoltaica orientados al sur.

Las instalaciones solares requieren un mantenimiento mínimo y de carácter preventivo. Dos aspectos a tener en cuenta son:

• Asegurar que nin­gún obstáculo haga sombra sobre los paneles.

• Mantener los paneles limpios, concretamente las caras expuestas al sol. 

En el caso de la energía solar térmica es necesario tener precaución con las bajas temperaturas para evitar la congelación del fluido. En el caso de largos periodos de inactividad de la insta­lación solar, hay que evitar que el fluido alcance una temperatura demasiado elevada.

Las células solares no sólo cap­tan la radiación solar durante los días despejados. La radiación difusa existente durante los días nublados también se puede aprovechar pero a un rendimiento menor.

Hay que señalar que la corriente eléctrica se genera a partir de la radiación solar, no del calor, por tanto el frío no representa ningún problema para el aprove­chamiento fotovoltaico. De hecho, como la mayoría de los componentes elec­trónicos, los paneles fotovoltaicos funcionan más eficientemente a temperaturas menores, siempre dentro de unos límites. 

ERENsol BC es un programa que permite visualizar y exportar a Excel la Base de Datos Climatológica de Castilla y León en toda su extensión, mostrando los siguientes datos de 50 localidades de Castilla y León:

• Temperatura media ambiente diurna (ºC).

• Irradiación solar global media mensual diaria (kWh/m2/día) para determinadas orientaciones e inclinaciones.

• Irradiación solar global media mensual horaria (kWh/m2 ) para determinadas inclinaciones.

https://energia.jcyl.es/web/jcyl/Energia/es/Plantilla100Detalle/1284211792287/Publicacion/1188637417555/Redaccion


VENTAJAS PRINCIPALES DE LA AEROTERMIA:

Es un sistema de energético más económico: La aerotermia consume menos. En concreto, se estima que utilizando calefacción por aerotermia ahorraremos hasta un 25% más en la factura que si seguimos con una caldera de gas.

El sistema de aerotermia es más seguro: No utiliza ninguna caldera y por tanto no existe el riesgo de explosión.

Fácil instalación: Los sistemas de aerotermia se pueden adaptar a la instalación existente de cualquier tipo de vivienda.

Control remoto: Podrás regular la temperatura de tu vivienda sin estar en ella, únicamente, a través de tu móvil para tu mayor comodidad.

No daña el medio ambiente: La aerotermia es una energía renovable y por lo tanto limpia. Además, está certificada como energía renovable por la Unión Europea.

La aerotermia no necesita mantenimiento: Ya que con limpiarla prolongaremos sustancialmente la vida útil del aparato.

DESVENTAJAS DE LA AEROTERMIA:

Coste inicial más elevado: El coste de los sistemas de aerotermia a la hora de su adquisició son más altos, aunque se compensan a medio plazo con el ahorro del consumo.

Necesita una unidad adicional en el exterior de la vivienda: Para su correcto funcionamiento.

No es aconsejable su instalación en zonas climáticas muy frías: Debido a que su rendimiento suele ser menor.

La energía del agua se encuentra en casi todo el planeta y la transformación de esta energía en electricidad ya ha alcanzado niveles extraordinarios de rendimiento, con eficiencias que alcanzan y superan el 80%. Gracias a las innovaciones tecnológicas y a la digitalización, los desperdicios de energía son cada vez más reducidos. Si bien la inversión inicial para la construcción de una planta es comprometida y onerosa, en general, la energía del agua es la más económica en absoluto en el mediano y largo plazo. El coste total de la energía por kilovatios hora varía entre un máximo de 21 centavos de euro para las centrales pequeñas a los 7 centavos para las grandes, hasta un mínimo de 3 centavos, o incluso 2, cuando la potencia de la planta supera los 20 megavatios. Sin embargo, en la mayoría de los casos oscila entre 4 y 10 centavos de euro por kWh.

España es un país que cuenta con una larga tradición en el área de la energía hidráulica. Desde mediados del siglo XIX y principios del XX se forjaron las bases para la generación de electricidad en las zonas rurales, con pequeñas centrales de ámbito local. El desarrollo tecnológico de las líneas de alta tensión y equipos asociados para el transporte de electricidad a grandes distancias, así como el desarrollo de nuevas tecnologías de transformación de energía basadas en combustibles fósiles a mediados del siglo XX, fue desplazando a las minicentrales hasta llegar al abandono de las mismas.

Fue como consecuencia de la crisis energética de 1973 y 1979 cuando se puso de relieve la necesidad de diversificar lasfuentes de energía primaria que se utilizaban. A partir de aquíse empezó a valorar nuevamente el papel tan importante que juegan las centrales hidroeléctricas de pequeña potencia en
el conjunto del sistema de producción energética.

Debido además a los problemas medioambientales a los que se enfrenta actualmente el conjunto del planeta, las minicentrales, ya sean de nueva construcción o rehabilitadas, se plantean como una de las opciones más razonable y viable.

En https://www.idae.es/sites/default/files/documentos/publicaciones_idae/10374_minicentrales_hidroelectricas_a2006.pdf se analiza el panorama nacional e internacional de la energía hidroeléctrica, en concreto de las instalaciones con potencia inferior a 10 MW. También se indica cómo realizar el estudio de impacto ambiental y posibles medidas minimizadoras, además de información sobre legislación, contactos de interés y casos concretos de distintos tipos de minicentrales hidroeléctricas que actualmente están en funcionamiento en España.

íSi. La producción de energía eléctrica por parte de los módulos fotovoltaicos es variable. Se pueden dar casos, que se requiera una potencia eléctrica mayor de la que los paneles son capaces de ofrecer. En estos casos, otros generadores eléctricos permitirían producir la energía que se necesite.

Los sistemas solares híbridos son sistemas solares que cuentan con el apoyo de otra fuente de energía. Esta fuente pueden ser, por ejemplo, los aerogeneradores (energía eólica).

Parece que muy pocas personas saben que la Mini hidráulica es la tecnología de generación eléctrica más antigua, más eficiente (75%, mientras la eólica está en un 27% y la solar en un 17%), completamente renovable y con un mínimo impacto para los ecosistemas.
Mientras las Centrales Hidroeléctricas Medianas (aprox. de 10/20 a 50MW) y Grandes (aprox. de 50MW a 1.000MW) se consideran de mayor impacto para los ecosistemas por su mayor envergadura de infraestructura, las Centrales Hidroeléctricas Pequeñas entran en el marco legislativo de las Energías Renovables (Europa hasta 10MW)

El origen de las pequeñas centrales hidroeléctricas tiene su fundamento en los antiguos molinos y ferrerías que de aprovechamiento de la energía hidráulica desde muchos siglos antes. Ya a finales del siglo pasado aparecen las primeras «casas de la luz» que no eran más que la transformación de la energía  mecánica de un molino tradicional en energía eléctrica mediante una dínamo.

Estas «casas de la luz» se situaban en la proximidad de los núcleos rurales de población, hasta que la aparición de la corriente alterna pudo permitir el transporte de energía eléctrica a grandes distancias y, por lo tanto, la realización de aprovechamientos hidroeléctricos de gran envergadura, empleándose la fuerza de los ríos de una manera lo más optima posible en lo que representa el uso de un recurso natural tan valorado como es el agua para cualquier sociedad (incluso en algunos lugares aún hoy es el único sistema de generación de electricidad con el que cuentan determinadas poblaciones, lo que da muestra de la relevancia de esta fuente de energía).

La energía hidroeléctrica juega un papel importante en el conjunto de la oferta energética en España, con una larga tradición histórica que ha permitido conformar un sector tecnológicamente maduro y muy consolidado. Su evolución en las últimas décadas ha sido creciente, aunque la participación en el total de energía eléctrica producida ha ido disminuyendo.

Si no existiera la energía hidroeléctrica habría que inventarla, suelen comentar los expertos. Porque ninguna tecnología ofrece la maniobrabilidad y la rapidez de reflejos de las que hace gala para producir electricidad. Se trata de un recurso que no es intermitente (aunque esto puede ser objeto de crítica desde ciertos puntos de vista), es una fuente renovable y limpia, que ayuda a fomentar la independencia energética por medio del aprovechamiento
de recursos locales, con unos bajos costes de explotación y mantenimiento, permitiendo su utilización en paralelo a otros usos del agua (riego, ocio, industria) así como participar en el control del caudal de los ríos ayudando a prevenir riesgos de inundaciones.

Por este motivo, más allá de las grandes instalaciones en embalses y pantanos (que en décadas pasadas dieron al traste con el desarrollo del sector de la minihidráulica en España y otros países), hoy día se impone la recuperación de las antiguas y pequeñas instalaciones de principio de siglo, o la consideración de nuevos aprovechamientos de este tipo.

Pero aún encontramos en nuestro país barreras que dificultan su correcto desarrollo (incertidumbre sobre su potencial, lentitud y complejidad de los trámites administrativos, problemas con Comunidades Autónomas, ayuntamientos y entidades locales, problemas de conexión y acceso a la red, etc).

Las instalaciones de energía solar fotovoltaica producen electricidad, mientras que las instalaciones de energía solar térmica sirven para calentar el fluido del circuito primario, y con el intercambio proporcionar agua caliente sanitaria y calefacción.

Manual para térmica https://energia.jcyl.es/web/es/energias-renovables-ordenacion-energetica/energia-solar-termica.html

Manual para fotovoltaica https://energia.jcyl.es/web/es/energias-renovables-ordenacion-energetica/energia-solar-fotovoltaica.html

La biomasa es la energía de la naturaleza. Una fuente de energía de calidad que está en toda la vida que nos rodea. Obtenemos la energía gracias a la combustión de residuos agrícolas y forestales. Esto significa que su uso, además del aprovechamiento de residuos, ayuda en la prevención de incendios y la limpieza de los bosques. La biomasa puede obtenerse también de residuos ganaderos además de la industria alimentaria, maderera y papelera.

A partir de la biomasa, se puede generar electricidad y calefacción para viviendas, vapor para procesos industriales y biocarburantes para su uso en transporte. Esta energía renovable genera empleo y promueve el desarrollo en áreas rurales, dada su vinculación al territorio

La biomasa no es neutra en carbono. Solo en condiciones especiales de manejo forestal (*) y usando restos de la industria maderera sería aceptable usar biomasa para producir energía. Convertir bosques en plantaciones de cultivos energéticos sería “extremadamente negativo” para la biodiversidad local. Los países tienen que controlar los incentivos financieros a este tipo de actividad industrial. Mientras esto no se regule parece poco sensato invertir fondos públicos en quemar bosques para generar electricidad.

(*) Por ejemplo,definiendo zonas estratégicas en las que prevenir incendios forestales, y que éstas se vinculen al consumo responsable de la industria térmica local.

Un aerogenerador es un dispositivo que convierte la energía cinética del viento en energía eléctrica. Las palas de un aerogenerador giran entre 13 y 20 revoluciones por minuto, según su tecnología, a una velocidad constante o bien a velocidad variable, donde la velocidad del rotor varía en función de la velocidad del viento para alcanzar una mayor eficiencia

El rotor (conjunto de tres palas engarzadas en el buje) hace girar un eje lento conectado a una multiplicadora que eleva la velocidad de giro desde unas 13 a unas 1.500 revoluciones por minuto.
La multiplicadora, a través del eje rápido, transfiere su energía al generador acoplado, que produce electricidad.
El aerogenerador se orienta automáticamente para aprovechar al máximo la energía cinética del viento, a partir de los datos registrados por la veleta y anemómetro que incorpora en la parte superior. La barquilla gira sobre una corona situada al final de la torre.
El viento hace girar las palas, que comienzan a moverse con velocidades de viento de unos 3,5 m/s y proporcionan la máxima potencia con unos 11 m/s. Con vientos muy fuertes (25 m/s) las palas se colocan en bandera y el aerogenerador se frena para evitar tensiones excesivas.
La energía generada es conducida por el interior de la torre hasta la base y, desde allí, por línea subterránea hasta la subestación, donde se eleva su tensión para inyectarla a la red eléctrica y distribuirla a los puntos de consumo.
Todas la funciones críticas del aerogenerador están monitorizadas y se supervisan desde la subestación y el centro de control, para detectar y resolver cualquier incidencia.

Los sistemas aerotermia son aparatos capaces de proporcionar aire frío en verano, caliente en invierno y agua caliente en cualquier periodo del año. Constan de una bomba de calor, la cual extrae su energía del aire existente fuera de la vivienda y la transfiere a todas las habitaciones de la cas

Por esta razón, se diferencia de los tradicionales aparatos de climatización ya que su sistema interno en lugar de basarse unicamente en aire se basa en el conjunto de aire y agua.

Este proceso de funcionamiento de aerotermia consiste en la extracción de energía que engloba el aire incluso en temperaturas de bajo mínimos para transferirla a la habitación o agua corriente mediante el ciclo termodinámico a través de un gas refrigerante para conseguir vaciar el calor del aire exterior.

Las Mini Centrales Hidroeléctricas son una fuente de generación de energía eléctrica estable y regulable, libre de contaminantes y con un mínimo impacto al medioambiente que optimiza la eficiencia energética de la producción eléctrica.

• Aprovechan al máximo todos los recursos hídricos disponibles, ya que los lugares de instalación son muy variados y su central es muy sencilla.

• Necesitan un limitado recurso hídrico para producir energía eléctrica.

• Producen energía eléctrica cerca del usuario.

• Ocupan poco sitio y, gracias a su estructura compacta, son relativamente fáciles de transportar incluso en lugares inaccesibles.

Las instalaciones micro hidráulicas representan por lo tanto una forma de energía valiosa, porque con un impacto medioambiental muy bajo utilizan una fuente energética renovable, que de otra manera se perdería.

En el caso de los sistemas solares térmicos, las instalaciones solares poseen un perio­do de vida superior a los 25 años. 

En el caso de las plantas solares fotovoltaicas, el periodo de vida es superior a los 30 años. 

Los módulos fotovoltaicos captan los fotones de la luz solar y los transforman en energía eléctrica. Los colectores solares aprovechan el calor solar para obtener agua caliente sanitaria. Ambos sistemas son compatibles en una misma instalación.

Organismos que promueven las energías renovables

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), M.P., es un organismo adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Secretaría de Estado de Energía, de quien depende orgánicamente.

Su misión es contribuir a la consecución de los objetivos que tiene adquiridos nuestro país en materia de mejora de la eficiencia energética, energías renovables y otras tecnologías bajas en carbono constituye el marco estratégico de su actividad.

En este sentido, el IDAE lleva a cabo acciones de difusión y formación, asesoramiento técnico, desarrollo de programas específicos y financiación de proyectos de innovación tecnológica y carácter replicable. Así mismo, el Instituto lidera una intensa actividad internacional en el marco de distintos programas europeos y cooperación con terceros países.

La Administración local, por su proximidad a la ciudadanía, desempeña un rol capital en la implicación y activación de las personas que viven en el municipio para que sean agentes activos del cambio de modelo energético.

La energía comunitaria ofrece a todos los consumidores una opción incluyente de participación directa en la producción, consumo o reparto de energía. Las iniciativas de energía comunitaria se centran principalmente en proporcionar a sus miembros o socios energía asequible en vez de dar prioridad a la obtención de beneficios como una empresa eléctrica tradicional, a lo que se suma la posibilidad de impulsar, asimismo, la eficiencia energética a nivel doméstico y ayudar a combatir la pobreza energética a través de la reducción del consumo y de tarifas de suministro más bajas.

Subvenciones, ayudas, incentivos y requisitos

El objetivo del PROGRAMA DUS 5000 es dar un impulso al Desarrollo Urbano Sostenible, en los municipios de reto demográfico, mediante actuaciones que constituyan proyectos singulares de energía limpia como por ejemplo proyectos de eficiencia energética en edificios e infraestructuras públicas, de fomento de las inversiones verdes y, en particular, del autoconsumo, así como de movilidad sostenible, facilitando el cambio modal y garantizando la participación de los municipios en el despliegue de la infraestructura de recarga e impulso del vehículo eléctrico, incluyendo medidas de ahorro energético y reducción de la contaminación lumínica mediante la mejora de la iluminación pública.  

Desde el 17 de enero de 2022 hasta el 31 de diciembre de 2023

Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores.
«BOE» núm. 242, de 6 de octubre de 2018, páginas 97430 a 97467 (38 págs.)
https://www.boe.es/eli/es/rdl/2018/10/05/15

Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica.
«BOE» núm. 83, de 6 de abril de 2019, páginas 35674 a 35719 (46 págs.)
https://www.boe.es/eli/es/rd/2019/04/05/244

Real Decreto 477/2021, de 29 de junio, por el que se aprueba la concesión directa a las comunidades autónomas y a las ciudades de Ceuta y Melilla de ayudas para la ejecución de diversos programas de incentivos ligados al autoconsumo y al almacenamiento, con fuentes de energía renovable, así como a la implantación de sistemas térmicos renovables en el sector residencial, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
«BOE» núm. 155, de 30 de junio de 2021, páginas 77938 a 77998 (61 págs.)
https://www.boe.es/eli/es/rd/2021/06/29/477

Convocatorias de las Comunidades Autónomas de ayudas para la ejecución de diversos programas de incentivos ligados al autoconsumo y al almacenamiento, con fuentes de energía renovable, así como a la implantación de sistemas térmicos renovables en el sector residencial
https://www.idae.es/ayudas-y-financiacion/para-energias-renovables-en-autoconsumo-almacenamiento-y-termicas-sector/estado-de-las-convocatorias-por-comunidad-autonoma-rd-4772021-autoconsumo-y-almacenamiento

Real Decreto 692/2021, de 3 de agosto, por el que se regula la concesión
directa de ayudas para inversiones a proyectos singulares locales de energía
limpia en municipios de reto demográfico (PROGRAMA DUS 5000), en el
marco del Programa de Regeneración y Reto Demográfico del Plan de
Recuperación, Transformación y Resiliencia.
https://www.boe.es/boe/dias/2021/08/04/pdfs/BOE-A-2021-13269.pdf

Real Decreto 1124/2021, de 21 de diciembre, por el que se aprueba la concesión directa a las comunidades autónomas y a las ciudades de Ceuta y Melilla de ayudas para la ejecución de los programas de incentivos para la implantación de instalaciones de energías renovables térmicas en diferentes sectores de la economía, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).
https://www.boe.es/boe/dias/2021/12/22/pdfs/BOE-A-2021-21106.pdf

Real Decreto 149/2021, de 9 de marzo, por el que se regula el programa de
ayudas para la realización de actuaciones de eficiencia energética en
explotaciones agropecuarias y se acuerda la concesión directa de las ayudas
de este programa a las comunidades autónomas.
https://www.boe.es/boe/dias/2021/03/10/pdfs/BOE-A-2021-3702.pdf

Real Decreto 1126/2021, de 21 de diciembre, por el que se modifica el Real
Decreto 149/2021, de 9 de marzo, por el que se regula el programa de
ayudas para la realización de actuaciones de eficiencia energética en
explotaciones agropecuarias y se acuerda la concesión directa de las ayudas
de este programa a las comunidades autónomas.
https://www.boe.es/boe/dias/2021/12/22/pdfs/BOE-A-2021-21108.pdf

Convocatorias de las Comunidades Autónomas para la realización de actuaciones de eficiencia energética en explotaciones agropecuarias
https://www.idae.es/ayudas-y-financiacion/programa-de-ayudas-para-la-realizacion-de-actuaciones-de-eficiencia/convocatorias-de-las-comunidades-autonomas

Extracto de la Resolución de 12 de enero de 2022, de la Dirección General de E.P.E Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), M.P., por la que se establece la Segunda Convocatoria del Programa de incentivos a Proyectos piloto singulares de Comunidades Energéticas (PROGRAMA CE IMPLEMENTA), en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia: https://www.boe.es/boe/dias/2022/01/14/

La normativa completa puede consultarse en:

https://energia.jcyl.es/web/es/energias-renovables-ordenacion-energetica/normativa.html

El paquete de ayudas se articulará a través de seis programas:

• Programa de incentivos 1: Autoconsumo y almacenamiento en el sector servicios.

• Programa de incentivos 2: Autoconsumo y almacenamiento en otros sectores productivos, como la industria o el agropecuario.

• Programa de incentivos 3: Incorporación de almacenamiento en autoconsumos existentes en sectores económicos.

• Programa de incentivos 4: Autoconsumo y almacenamiento en el sector residencial, el sector público y el tercer sector.

• Programa de incentivos 5: Incorporación de almacenamiento en autoconsumos del sector residencial, sector público y tercer sector.

• Programa de incentivos 6: Climatización y agua caliente sanitaria obtenida con renovables en el sector residencial, incluida la vivienda pública protegida.

Si la instalación la quieres para tu empresa, el inicio de las obras debe ser después de que hayas registrado tu solicitud en la convocatoria correspondiente (Programa 1, 2 y 3).

Si, por otra parte, quieres la instalación para tu vivienda o eres una administración pública o una entidad del tercer sector, la fecha de inicio de la instalación debe ser posterior al 30 de junio de 2021 (Programas 4, 5 y 6). ¿Por qué esta fecha? Por ser la fecha de publicación en el BOE del RD 477/2021. Entonces, no te afectaría la fecha en la que se publique la convocatoria en la Comunidad Autónoma a la que pretendas presentarte.

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto 692/2021, de 3 de agosto (*), por el que se regula la concesión directa de ayudas para inversiones a proyectos singulares locales de energía limpia en municipios de reto demográfico (PROGRAMA DUS 5000), en el marco del Programa de Regeneración y Reto Demográfico del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. (Publicada la convocatoria en Sistema Nacional de Publicidad de Subvenciones y Ayudas Públicas BDNS ID.: 578594)

Posteriormente, la Resolución de la Presidenta de E.P.E. Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), M.P., de 10 de noviembre de 2021, acuerda la ampliación y nueva asignación de presupuesto del Real Decreto 692/2021, de 3 de agosto, por el que se regula la concesión directa de ayudas para inversiones a proyectos singulares locales de energía limpia en municipios de reto demográfico (PROGRAMA DUS 5000), en el marco del Programa de Regeneración y Reto Demográfico del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia

El PROGRAMA DUS 5000 está gestionado por el IDAE mediante concesión directa de las ayudas a las entidades locales beneficiarias.

(*) Real Decreto 991/2021, de 16 de noviembre, por el que se regula la concesión directa de subvenciones a las Comunidades Autónomas para financiar la realización de cuatro programas para la implementación de los Planes Complementarios de I+D+I con las comunidades autónomas, que forman parte del componente 17 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Disposición final primera modifica el RD 692/2021 que establece las bases de DUS 5000

La convocatoria ha sido publicada el 29 de septiembre de 2021 en el BOCYL : https://bocyl.jcyl.es/html/2021/09/29/html/BOCYL-D-29092021-27.do

Para instalar placas solares y/o baterías solares en tu casa, tienes tres posibilidades dependiendo de lo que quieras instalar concretamente. Por ejemplo:

• Si quieres instalar placas solares con o sin baterías, tu programa de ayudas sería el número 4.

• A lo mejor ya tienes paneles solares y lo que quieres es instalar baterías: Entonces el programa 5.

• Y si lo que necesitas es una instalación térmica, el programa sería el 6.

Ahora bien, si por lo que optas es por ofrecer tu tejado a una empresa para que instalen placas solares, entonces el programa ya tendría que ser el 1, 2 o 3, relativo a las empresas. ¿Por qué? Porque la empresa que lo instala es la que realiza la inversión y la que es propietaria de la instalación.

La solicitud de ayuda deber ser presentada por el destinatario último de la instalación, o un representante autorizado del mismo.
Es decir, la persona o entidad que vaya a ser la propietaria de la instalación, o un representante autorizado del mismo, que pueda acreditar el pago de las facturas asociadas a la actuación subvencionada, la cual debe permanecer en su propiedad al menos 5 años.

Las ayudas al autoconsumo en Castilla y León pueden solicitarlas particulares (sector residencial, como viviendas unifamiliares o comunidades de vecinos) y Pymes y grandes empresas.

• Los particulares que accedan a la subvención podrán instalar paneles solares en casa ahorrando un 40% del coste original. Esta reducción aumenta hasta el 50% en los sistemas de autoconsumo colectivo (comunidades de vecinos). Además se podrá aplicar un 5% de subvención adicional en aquellos municipios con menos de 5.000 habitantes y en municipios con menos de 20.000 habitantes en entornos rurales cuyos diferentes núcleos de población tengan menos de 5.000 habitantes.

• En el caso de las ayudas de autoconsumo fotovoltaico para empresas, éstas serán del 15% para las grandes empresas y del 45% para las pymes. Las administraciones públicas se beneficiarán de un 70%.

Por último, en las instalaciones de almacenamiento detrás del contador (baterías), las ayudas para las empresas variarán entre el 45% y el 65%, dependiendo del tamaño de la organización. Mientras que los particulares, administraciones y entidades del tercer sector podrán beneficiarse de un 70%

En alguna de las páginas oficiales de asesoramiento en cuanto a presentación de solicitudes de ayuda y documentos requeridos, se puede obtener y ampliar información: https://docs.google.com/document/d/1959qsFM-RH9C2Z6rXKev3j48rVMtQDa_0PIX_n2Z5BE/edit

¿Se debe presentar una única solicitud de ayuda para la instalación o bien, una solicitud de ayuda por cada CUPS, es decir, por cada vecino que se adhiera al autoconsumo colectivo?
El solicitante debe ser quien pueda justificar los pagos de la instalación, y por tanto pueda acreditar las facturas de estos pagos.
Si solo ha pagado uno de los consumidores asociados la instalación, éste debe ser el solicitante. En el caso de que la instalación sea pagada por más de uno de los consumidores asociados, debe tratarse como agrupación de destinatarios últimos, con el presupuesto que le corresponde a cada uno, de acuerdo con artículo 12.1 del RD 477/2021 y 11.3 de la Ley 38/2003.

En el caso de autoconsumo compartido, cuando se trate de agrupaciones de personas físicas o jurídicas, públicas o privadas sin personalidad, deberán hacerse constar expresamente, tanto en la solicitud como en la resolución de concesión, los compromisos de ejecución asumidos por cada miembro de la agrupación, así como el importe de subvención a aplicar por cada uno de ellos, que tendrán igualmente la consideración de destinatarios últimos. En cualquier caso, deberá nombrarse un representante o apoderado único de la agrupación, con poderes bastantes para cumplir las obligaciones que, como destinatario último, corresponden a la agrupación.

Cuando el destinatario último sea una comunidad de energías renovables o una comunidad ciudadana de energía, formada a su vez por distintas personas jurídicas (empresas, particulares, entidades locales), los requisitos que se piden en la convocatoria se dirigen al destinatario último de las mismas, en este caso a la comunidad de energías renovables o ciudadana de energía, que debe ser una entidad jurídica, no a las entidades o personas incluidas en la comunidad.

Sí, es posible. De acuerdo con el apartado 8 del artículo 16 RD 477/2021: “Los destinatarios últimos de las ayudas reguladas en este real decreto, en el plazo máximo de dieciocho meses contados desde la fecha de la notificación de la resolución de concesión, deberán justificar la realización de la inversión”.

No. Las ayudas serán atendidas por riguroso orden de presentación hasta el agotamiento de los fondos, lo que excluye una comparación entre sí de tales solicitudes.

Sí.La instalación objeto de las ayudas no tiene por qué realizarse en la vivienda habitual o fiscal del destinatario último. Las ayudas se solicitarán en la comunidad autónoma donde se ubique la actuación.

Sí. De acuerdo con el apartado 1 del artículo 13 del RD 477/2021, “…también se consideran actuaciones subvencionables, dentro de los anteriores programas de incentivos 1, 2, 3, 4, y 5, las instalaciones aisladas de la red no reguladas en el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica, realizadas en los sectores de aplicación de cada uno de ellos.”

Sí. No obstante, en el programa de incentivos 4, el volumen de excedentes estará limitado, de acuerdo con el apartado 5 del artículo 13 “Los destinatarios últimos del programa de incentivos 4 tendrán que justificar la previsión de que, en cómputo anual, la suma de la energía eléctrica consumida por parte del consumidor o consumidores asociados a la instalación de autoconsumo objeto de ayuda sea igual o superior al 80 % de la energía anual generada por ésta», según lo establecido en el anexo II del RD 477/2021.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba